Home

Diario YA


 

¿Qué ventajas ofrecen las residencias para los ancianos en Bilbao?

Las residencias de ancianos son centros que ofrecen numerosas ventajas para la vida de los adultos mayores. Dentro de estos espacios tienen la oportunidad de compartir su día a día con otros ancianos, recibir cuidados y tener una mejor calidad de vida.

Cinco ventajas de estas residencias
Las residencias de ancianos en Bilbao como Residencia Olimpia, son lugares donde las personas mayores pueden tener un bienestar más óptimo en caso de no tener tiempo o el conocimiento para cuidarlos, sobre todo cuando tienen enfermedades o condiciones específicas. Por lo que si aún dudas sobre dejar a un familiar mayor en ella, a continuación te dejamos las distintas ventajas que ofrece este centro.
1) Personal cualificado
Cada uno de los empleados encargados del cuidado de los ancianos está cualificado para atenderlos, tanto para su limpieza, así como a nivel médico y de salud. Son profesionales con años de experiencia y especializados en este sector para que ayuden al adulto mayor con la alimentación, a bañarse o moverse.
También contribuyen a atender necesidades específicas, por ejemplo, si el anciano necesita realizar ejercicios físicos o mentales, si precisa de un medicamento a determinada hora y con una dosis establecida, entre otras.
Solo basta con indicar las condiciones del anciano para que el personal pueda adaptarse a sus necesidades, ofreciéndole de esta manera la mejor atención en todo momento.
Además, toda la atención es personalizada, así los profesionales aseguran la mejor atención del adulto mayor.

2) Acompañamiento
La soledad afecta mucho a las personas mayores, dado que al tener que ir los hijos a trabajar o a estudiar, ellos pasan gran parte de los días completamente solos. Sin embargo, dentro de este centro siempre van a estar acompañados.
Pueden compartir su día a día con otros residentes de su misma edad, logrando así mantener conexiones sociales, las cuales son esenciales para que tengan un mejor bienestar social, ya sea que compartan juegos o conversen, algo que resulta ideal para que el anciano no se sienta solo.
De igual manera cuentan con la compañía del personal que lo atiende, quienes van a ofrecer un trato cercano, respetuoso y amable, y también se sientan a escucharlos para que así no se sientan solos durante su estancia en la residencia.

3) Mayores actividades
Dentro de esta residencia los ancianos cuentan con numerosas actividades adaptadas a sus condiciones de manera que buscan ayudarlo a nivel físico, mental y social. Las actividades son muy diversas, desde ejercicios, reuniones o excursiones, a varios lugares naturales.
Incluso cuentan con gimnasios adaptados para que realicen ejercicios que les ayude a mantener su movilidad, evitando así la inactividad y sedentarismo, causantes de muchos efectos negativos en la salud de los adultos mayores.

4) Equipamiento
Por otro lado, dentro de las instalaciones cuentan con todo lo necesario para una estancia cómoda y segura, desde camas articuladas, colchones antiescaras, armarios, grúas, baños sin barreras arquitectónicas y todo lo que necesiten para mejorar su descanso, teniendo de esta manera una mayor independencia al asearse, y contando con un espacio que no represente un peligro para ellos.
Además, las instalaciones cumplen con los debidos certificados de control de calidad que garantizan el cumplimiento de las normativas.

5) Menús adaptados
Cada anciano necesita un tipo diferente de dieta. Dentro de esta residencia el personal va a preparar los alimentos que aporten los nutrientes que su organismo necesite, estableciendo un horario para que coman siempre a la misma hora.

¿Qué servicios ofrecen?
En esta residencia van a recibir varios tipos de servicios, desde una atención asistencial y personalizada, servicios sanitarios que mantengan el bienestar y salud de cada uno de los residentes, así como atención psicosocial con talleres y actividades que estimulen la mente y las relaciones sociales de los ancianos.
Además, garantizan una atención directa, identificando y priorizando las necesidades de cada residente, ayudando con la autonomía, controlando su seguridad, e informando sobre su avance y desarrollo a los familiares.
Gracias a esta residencia, los adultos mayores tienen la oportunidad de llevar una vida más saludable, activa y estimulante que les ayuda a mejorar su bienestar físico y mental.