Principal

Diario YA


 

la deconstrucción de esa superestructura odiada abarca la religión y la moral

FRANCO: EL SEÑUELO

Manuel Parra Celaya. Se ha convertido en un tópico, y así lo registra la vox populi, afirmar que el antifranquismo frenético y visceral del Gobierno y de la nueva izquierda en general es una cortina de humo para distraer a la opinión pública de otros problemas más perentorios y de más difícil alance y solución. Apuntemos, de entrada, que las maniobras no apuntan solo a ese franquismo redivivo, sino que el alcance de las memorias democráticas abarca toda la historia de España, por lo que no es extraña la adhesión al proyecto de toda la gama de separatismos.

El neocomunismo de alto standing y abultada chequera.

Los ídolos de barro de las izquierdas españolas

Miguel Massanet Bosch. Uno, que fue testigo de primera mano del nacimiento de CC.OO en la localidad catalana de Cornellá del  Llobregat, no puede menos de preguntarse qué es lo que se hizo de aquellos pioneros comunistas, que fueron capaces de poner en peligro toda la industria del bajo Llobregat actuando bajo el patrocinio de un jesuita, el padre Nieto, cuando el régimen del general Franco, debido a su deficiente estado de salud, empezaba a tambalearse (1976) y la situación del país dejaba entrever que pronto iba a producirse el relevo del general pero, y esto fue la principal incógnita, nadie sabía a ciencia cierta cuál iba a ser el destino de la nueva España que surgiera después del fallecimiento de Franco.

La tecnología, que ligada a las finanzas pretende ser la única solución de los problemas, de hecho- afirmaba el Papa

¿APOCALIPSIS ÍGNEA NOW EN ESPAÑA?

Fidel García Martínez. En ese libro enigmático por revelado, que manipulan en el cine de forma cuasi diabólica, aparecen  personajes divinos con trompetas que anuncian calamidades sobre la Tierra. Así el primero de los siete ángeles con el sonido de su trompeta produce granizo y fuego, mezclado con sangre y fueron arrojados a la Tierra. Un tercera parte de la tierra se abrasó, otra tercera parte de los  árboles se abrasaron. Esta terrorífica visión se esta viviendo en España causada en parte por manos criminales de terrorista incendiarios. Pero también, como afirman las víctimas  de los incendios, por la pésima situación medio-ambiental de España, utilizada como ideología política

El BCE establece un mecanismo sin limite para combatir las primas de riesgo

Regresan los señores de negro

Luis Losada Pescador. Se acabó la fiesta. Los años de la financiación gratuita se han acabado. Los años de la deuda infinita llegaron a su fin. Ahora toca pagar la fiesta. El BCE no solo ha subiddo de manera contundente los tipos de interés en la eurozona. También ha establecido un mecanismo sin límite para combatir las primas de riesgo disparadas. Se lo traduzco: como las economías de la zona euro están imbricadas, que la prima de riesgo de Italia o España se disparen no es sólo un problema nacional sino comunitario. Así que el BCE ha decidido establecer un mecanismo sin límite para combatir las primas de riesgo disparadas. Y eso significa que algún país de la eurozona se desmadra, ‘harán lo que tengan que hacer’. A saber: salir al rescate e inmediatamenmte intervenir.

Sánchez y sus milagros del profesor Franz de Copenhague

La gran tramoya del Estado de la Nación

Miguel Massanet Bosch. Todo estaba calculado al milímetro, el escenario perfectamente dispuesto y el trabajo de los tramoyistas, incluidos figurones y palmeros, estudiado hasta el más mínimo detalle. No en vano se trataba de poner en solfa lo que, para el señor Pedro Sánchez, constituía su respuesta al gran fracaso socialista de la comunidad andaluza. El peñazo anestesiante a cargo del señor presidente del Gobierno dotado de todos los ingredientes, incluidos una serie de datos de relleno y lo que iba a ser el leitmotiv de su exposición: culpar de todo lo que el gobierno ha hecho mal, de sus fracasos, de sus improvisaciones, de sus desaciertos en la lucha contra el Covit 19, del aumento incontrolado del IPC, del incremento innegable de los preciso de los artículos de primera necesidad, del encarecimiento de la electricidad y del gas, pese a sus intentos infructuosos de intentar paliarlo.

PRUEBAS DE SELECTVIDAD: (POLÍTICA-FICCIÓN)

Manuel Parra Celaya. Miles de estudiantes españoles -se supone que con el Bachillerato aprobado- se han enfrentado en estos días pasados a los exámenes de Selectividad, me imagino que la mayoría con los nervios a flor de piel e intentado adivinar las ocurrencias que las autoridades educativas, nacionales y autonómicas, han decidido presentarles como hito indispensable para su acceso a la Universidad. Cuando ejercía de profesor y de tutor de 2º de Bachillerato, los acompañaba en su nerviosismo e intentaba, en la medida de lo posible, tranquilizarlos y animarlos, aun a las puertas del aula de examen; no dejaba de acordarme de los diferentes y progresivos retos de este tipo que hube de superar en mi vida estudiantil: pruebas de Ingreso a los 10 años, Revalida de 4º, Reválida de 6º, Preu, Tesina de Licenciatura, Oposiciones, Tesis de Doctorado… Esta carrera de obstáculos pondría los pelos como escarpias a muchos alumnos de hoy, pero…eran otros tiempos. Aseguro, no obstante, que sobreviví sin la menor secuela o trastorno posterior.

en marruecos y la otan

La bandera de España CABEZA ABAJO

Manuel Parra Celaya. A simple vista, parece que debe obedecer a algún ritual, cuyo profundo simbolismo se nos escapa a los no iniciados. La evidencia es que, por dos veces separadas por un pequeño espacio temporal, la bandera española ha aparecido boca abajo, quiero decir con el escudo invertido. La primera ocasión fue cuando el besamanos humillante al Rey de Marruecos, tras haber virado nuestro Ejecutivo 180 grados con respecto al tema del Sahara; la segunda, con ocasión de la apertura de la cumbre de la OTAN en Madrid. En las dos ocasiones, el protagonista es Pedro Sánchez, diz que Presidente del Gobierno español.

CREO EN LA HISTORIA

La Ley de Memoria Democrática constituye un grave atentado a la libertad de pensamiento

Manuel Parra Celaya. Tomo prestado el título de este artículo de un soberbio verso del poeta Daniel Pato Movilla (1922-2010) y, con él y muchos otros de todos los tiempos, abarco en esta creencia toda la dilatada trayectoria de este gran proyecto de convivencia -con sus encuentros y desencuentros- llamado España. Proyecto que, todo hay que decirlo, sospecho que ahora está en vilo por obra del actual Gobierno y de sus aliados. Mi creencia en la historia -la real, no la manipulada- se fundamenta en que es cúmulo de causas y efectos, ejemplo permanente de lo que se hizo bien y de lo que se erró, expresión de lo más sublime y de lo más denigrante de algunos de sus protagonistas, como seres humanos que eran; por lo tanto, ejemplo palpable, referente y lección para nuevas generaciones. A lo mejor, por eso está empeñada la actual Ley de Educación en que los españoles no conozcan su historia o la conozcan deformada.

Inflación, deuda, guerra e inestabilidad política. Un cóctel absolutamente letal.

Dragui tira la toalla

Luis Losada Pescador. No aguantó el tirón. Draghi tira la toalla al no sentirse suficientemente respaldado. El Movimiento 5 estrellas -el Podemos italiano- se había ausentado en una moción de confianza del Senado. Una manera de visibilizar su descontento con las medidas adoptadas para combatir la inflación. Técnicamente, Draghi podría haber aguantado el chaparrón. Pero prefirió tirar la toalla. Lo alucinante es que el presidente no haya aceptado su dimisión y le haya forzado a acudir al Parlamento para comprobar si realmente no cuenta con apoyos suficientes para gobernar. Quizás si que los encuentre. Es más que probable. En tal caso, deberá seguir siendo presidente ‘por imperativo legal’. Casi, casi, como en España…
En España el presidente no se va ni con agua caliente. Cuando todo le falla y todo lo queda grande insiste en agotar la legislatura. Se permite la geometría variable. Con sus socios extremistas la desmemoria antidemocrática y los impuestos a banca y energéticas y con los populares la inversión en Defensa y el decreto anticrisis. ¿Hasta cuando? Hasta que dejen de permitirselo.

España en perenne estado preelectoral: Lo cotidiano puede esperar

Miguel Massanet Bosch. Los que hemos nacido en una isla sabemos que existen diferentes formas de ahogarse en el mar. Uno puede hacerlo si es arrastrado por una corriente marítima hacia alta mar; si sufre un calambre en aguas profundas y acabe hundiéndose; si le atrapa un tiburón o, y esta es la forma más absurda e imbécil de perder la vida si, sin saber nadar, se lanza al agua en plena tormenta con olas de siete u ocho metros, pensando que su instinto le sacará del apuro.