Home

Diario YA


 

Hormigón impreso y pulido en Madrid: por cuál decidirse

En las construcciones o renovaciones, los acabados de las superficies son esenciales, no solo para la buena estética, sino también para la funcionalidad de la misma. Siendo entonces el hormigón, uno de los elementos más usados en Madrid, es bueno saber cómo decidir entre el hormigón impreso o el pulido.

El sector de la construcción ha cambiado mucho en los últimos años, debido a que los arquitectos, ingenieros y diseñadores han tenido que adaptarse a las necesidades de la gente moderna, ofreciéndoles resultados de calidad pero con costes más bajos. En vista de ello, uno de los elementos de construcción que ha ganado auge, ha sido el hormigón.

Y es que cuando antes solo era un material de uso estructural, el cual se intentaba cubrir con toda clase de elementos, en la actualidad, el hormigón ha pasado a ser uno de los tipos de revestimientos más utilizados, gracias a los acabados que se pueden conseguir. En este sentido, hablaremos sobre cómo decidirse entre el hormigón impreso y pulido en Madrid.

Diferencias entre hormigón impreso y hormigón pulido

Para decidir qué tipo de hormigón utilizar en una construcción o reforma, es necesario saber las diferencias entre ambos. Cabe destacar que el hormigón impreso en Madrid se utiliza desde hace más de tres décadas para la obtención de suelos y superficies decorativas, que se ajustan muy bien tanto en exteriores como en interiores, como por ejemplo jardines, patios, balcones y escaleras.  

Para ello, se emplea una técnica de estampación que tiene como función proveer de estilo el pavimento, por lo que se pueden utilizar diferentes colores y moldes, que le dan toda una nueva apariencia al hormigón mucho más estética. Este tipo de hormigón impreso se puede utilizar tanto en suelos como en paredes, gracias a las características tan versátiles y provechosas que este material posee.

Por otra parte, se puede decir que el hormigón pulido zonas industriales, es perfecto cuando se quieren obtener superficies con un acabado elegante y brillante, ideal para museos, almacenes, centros comerciales, naves industriales, y muchos otros. Asimismo, esta técnica es la que se suele emplear en la construcción de piscinas, muros, suelos y terrazas.  

Pero debido al brillo y luminosidad característicos del hormigón pulido, ha comenzado a utilizarse mucho para los acabados en áreas de interiores, como la cocina por ejemplo. Además de ello, las superficies resultantes son muy seguras, pues son resistentes, antigolpes y no producen sonidos cuando se transita por ellas.

Ventajas del hormigón impreso

Las razones que han hecho del hormigón impreso pavireal.es uno de los materiales preferidos de construcción en la actualidad, es que por sus propiedades de versatilidad y resistencia, ofrece muchas ventajas en comparación con otros.

Entre algunas de éstas se pueden mencionar las siguientes:

Los diseños que se pueden conseguir son muy variados y originales.
La instalación es bastante sencilla y rápida.
No requiere casi mantenimiento.
Es un material muy resistente que puede durar muchos años, a pesar de los envites de la lluvia, el calor, la nieve, los rayos UV y hasta líquidos corrosivos.
Los daños son puntuales, debido a que al recibir un golpe no se expande por el resto de la estructura.

Finalmente, si se piensa que con todo esto el hormigón impreso debe ser un material costoso, cabe destacar también que al preguntar cuánto cuesta precio m2 hormigón impreso, esto es un aspecto muy sorprendente, ya que en comparación con otras técnicas de revestimiento, el hormigón impreso es muy barato, siendo otra de las grandes ventajas que ofrece esta novedosa técnica.

En este sentido, el precio del hormigón impreso se calcula por cada metro cuadrado de instalación, siendo el estándar de unos 15 a 50 euros por m2. Sin embargo, en esto también influye si se añaden otros elementos, como por ejemplo el color, los dibujos y la complejidad de la zona a trabajar, lo cual puede elevar el coste final.